Buscar
Tu carro
0
  • No hay productos en el carro
  /    /  marzo

Para empezar a tejer siempre decimos que se necesita tan solo agujas y un ovillo. Y es cierto, es tan simple como eso, porque lo primero que vamos a aprender es a montar puntos, tejer un punto fácil como el santa clara o punto bobo (todo para abajo) y tejer todo recto para luego cerrar. Pero en la medida en que nos enganchemos con el tejido, y comencemos a tejer diferentes tipos de prendas de mayor complejidad, iremos necesitando añadir más elementos a nuestra lista de material para tejer, y sobre eso les quiero hablar en este post.

Ya conocerán el cardigan del que hablo, especialmente si tenemos nietas o hijas adolescentes que siguen al cantante Harry Syles. Es un cardigan con botones y formado por cuadrados grandes en diferentes puntos y colores, tipo patchwork, que ahora  chicas y chicos quieren tener.

Alguien ha dicho que "tejer es el nuevo yoga", y algo de eso hay. Relaja, ayuda a concentrarse, a desconectar... ¡No hay más que beneficios! Sobre todo, cuando se domina la técnica, y la mente está puesta en disfrutar. Y eso es lo que quiero que consigan,  ayudarlas a dar forma a todas esas prendas que siempre han querido saber hacer y no se animaban. ¿Quieren saber cómo hacer un canesú redondo? Les cuento todos los secretos para que quede perfecto.

¿Interesada en aprender a tejer? En Tejer con Lucila encontrarás todo lo que necesitas saber para que disfrutes y te relajes mientras haces realidad alguna nueva prenda para tu armario. Si estás empezando y quieres aprender cómo hacer punto con dos agujas, tan solo tienes que seguir los consejos y trucos que te dejo a continuación. Ropa para bebé, chalecos, ponchos, chaquetas, vestidos… Podrás realizar todo tipo de prendas. Tan solo necesitas dos agujas, lana y muchas ganas. Te enseñaré a tejer fácil y bien y a que lo disfrutes!