Buscar
Tu carro
0
  • No hay productos en el carro

Las mejores ideas y consejos para tejer un cojín

Los cojines pueden cambiar por completo el diseño de un espacio. Ayudan a crear un ambiente acogedor, cálido y están de súper moda. La tendencia es tener muchos, de variados diseños, pero el secreto reside en saber combinar sus colores y las texturas. Hoy les quiero compartir algunas ideas y consejos para tejer unos lindos cojines (o almohadones como los llamamos en Argentina) con dos agujas.

Pues antes de transmitirles todos los consejos para tejer una funda en dos agujas para un almohadón, les cuento que el cojín es un artículo “todo terreno” muy antiguo y esconde una historia maravillosa.

Los usos del cojín desde su origen hasta hoy

Dentro de la historia del cojín podemos remontarnos 2500 años atrás con Buda, quien usaba un cojín redondo llamado zafu (asiento hecho de espadañas), que le facilitaba la meditación.

Por su parte, los musulmanes lo utilizaban también como elemento decorativo y para su confort al sentarse alrededor de una mesa a fumar la shisha (pipa de agua). Pues la palabra “almohada” proviene del árabe hispánico ‘almuẖádda‘ (al muẖádda) y que procede del árabe clásico ‘miẖaddah’ cuya traducción literal es ‘mejilla’ pero se le dio el sentido de ‘donde se apoya la mejilla’.

Durante la Edad Media se hicieron constantes menciones a los cojines en distintos libros y pinturas que datan de esas fechas. Los almohadones o cojines eran entonces a menudo de gran tamaño, con la funda de cuero, y suficientemente firmes como para servir de asiento. Solo estaban al alcance de algunos pocos más adinerados. Era el clérigo y la alta sociedad quienes se podían permitir el lujo de usar cojines, mientras el pueblo debía contentarse en dormir sobre paja u otros lugares que podían conseguir para reposar.

Algo similar también ocurría posteriormente en la llamada “Nueva España”. En las ceremonias oficiales, los diferentes actores coloniales, se disputaban su espacio literal y metafórico con la utilización de almohadones.

Hoy en día, además de brindarnos confort, son un elemento decorativo y es muy probable que al menos haya uno en cualquier hogar. Y no pensemos solo en el interior, ya que también acompañan armoniosamente un jardín, una terraza o balcones.

Consejos para tejer una funda de cojín a dos agujas

Y ahora después de aprender un poco de la historia de este elemento decorativo y cómodo, les dejo algunos consejos si quieren tejer una funda con dos agujas.

1. Cuáles son los mejores materiales para tejer un cojín

Para tejer accesorios para la casa como una manta o almohadones, el material que recomiendo puede ser lana, acrílico o algodón. En cuanto al grosor que aconsejo es el medio, que generalmente se teje con aguja Nº 5 o 5 1/2.

2. Qué puntos tejer y cómo combinarlos

Los puntos a dos agujas que quedan muy lindos y realzan son los llamados en relieve, que forman figuras geométricas con solo cambiar de posición el punto derecho y el revés. Las trenzas resultan en un lindo detalle de diseño. También podemos crear aplicando el punto arroz y el punto viborita., o tejerlo todo en el punto entrelazado, que es súper entretenido de hacer con varios colores.

4. Cómo confeccionar el cojín

Para estas fundas de almohadones aconsejo tejerlas en una sola pieza. Hacer punto de orillo en los costados, y donde sería la mitad del almohadón, hacer una hilera en viborita para marcar el doblez (facilitará para contar las hileras).

Completada la otra mitad, cerrar cadeneta. Coser escondiendo el viborita en costados, y la cadeneta coserla sobre el montaje. Como no se lava tan seguido, no molesta descoser y coser nuevamente. Sino la otra opción sería aplicar un cierre o cremallera, o hacer una pestaña para aplicar botones.

Se puede realizar “el dibujo” solo en el frente y luego continuar con punto liso la otra mitad. También se puede tejer solo un frente y coserlo a un almohadón existente.

Aquí les muestro el trabajo de algunas alumnas. Gracias como siempre por compartirme sus proyectos y progresos. ¡Me encanta ver lo que logran y crean!

Reciclar prendas tejidas y convertirlas en un cojín

¿Les ha pasado que no quieren usar más una prenda tejida y no saben qué hacer con ella? ¿Quieren convertirla y no saben cómo? Pues, ¿qué tal si la transformamos en un almohadón?

¿Cómo? Con la técnica que les enseñé de cómo cortar una prenda tejida (es una de las técnicas exclusivas que encontrarán en el Club). Luego tejemos en un color similar o contraste la parte de atrás ¡y listo! Lo podemos dejar así por terminado o agregarle en la parte de atrás un retazo de algún género o tela que también nos esté esperando para reciclar. Siempre coser con cuidado para no unir la funda al relleno.

Sin gastar demasiado dinero, pueden usar esta idea creativa, ¡quedan muy bien!

Los cojines blancos son un complemento ideal si tu sofá es gris, marrón o negro.

 

Hoy los almohadones abundan en todos los espacios y por todos lados. Busca la combinación de colores y texturas que mejor encaje con tu estilo.

Recuerda que también les he dado ideas para tejer una manta con rombos (la explicación incluye videos paso a paso) y un pie de cama. ¡Con todas estos consejos para decorar tu casa crearás un ambiente muy acogedor!

Si quieres seguir aprendiendo y teniendo sesiones grupales y privadas con Lucila, suscríbete al Club de Tejer con Lucila, ¡te encantará!

Comentarios:

  • Susy

    Súper lindos!!!

    13/05/2022 / 22:24
  • Gloria

    Estoy encantada mil gracias un abrazo enorme desdecChile

    13/05/2022 / 22:12
  • Rosa Castagnola

    Me parecen lindos,los modelos que Rosamuestran me encantan,los voy a tejer,gracias.

    13/05/2022 / 15:47
  • Miriam

    Hola buen día !! Quiero tejer polainas … Quisiera saber dónde buscar patrones … gracias

    13/05/2022 / 14:38

Deja un comentario